Una carta para Dios enviada con los Reyes Magos

Un género muy especial para escribir son las cartas, en algunos casos ellas narran la historia de las vivencias de su autor.  Las hay famosas en todas las variedades, están las de aquellos que desnudaron sus sentimientos por un amor pérdido, no correspondido; hay instructivas, melancólicas, también están las que aún hoy día promueven el trabajo de evangelización del Apóstol Pablo. La Sra.M. Filmore, cofundadora del movimiento Unity, compartió que a veces ella escribía cartas a Dios, “cuando entendía que algo merecía su atención…”, animada por esa inspiración, recordé las notas que de niña enviaba a los Reyes Magos, sin dudar que éstos pasarían por debajo de mi cama, la tomarían y la magia haría el resto. Te invito a escribir una carta para Dios y alentados por la fecha la entreguemos a los Reyes Magos, quienes al igual que llevaron sus presentes al niño recién nacido, la tocarán con la mirra de la eternidad, la santificarán con el incienso, y con seguridad, desde la morada santa nos confirmarán las riquezas del reino celestial que recibiremos por la misiva. Querido Dios: Nos abrimos a una Nueva Década, confiados de que tu nos guías, pues sentimos como tu “vara y tu cayado nos infunden aliento”. Reconocemos los talentos que nos has confiado y con ellos asumimos el compromiso de hacer algo. Ser lo mejor que podemos Ser, para nosotros mismos y para toda la humanidad. Al pasar la vista a lo que pasó a lo largo de los diez años anteriores, nos dimos cuenta que no importó cuanto hayamos avanzado para disminuir la distancia para comunicarnos con los lejanos, porque nos hemos distanciado mas de los que están cercanos. Avanzamos hasta descodificar toda la historia de la célula humana y nos deshumanizamos para tener más y más, de lo que al partir nos vamos a llevar. Hemos comprometido nuestros valores, creencias, en fin nuestra conciencia, para hacernos de posesión, posición, prestigio, placer y hemos desdeñado avanzar, y juntas las manos hacer realidad tu exhortación: “Ama al prójimo como a ti mismo”. Nos quedamos en —como a ti mismo—- y hasta que tsunami, huracán, cáncer y otros males visitan nuestros hogares, se nos olvida que desde ese Centro de Poder que eres tú en nosotros, es que podemos realizar lo que realmente somos, más que carne, más que ojos, tus hijos(as) amados. Confiados en ti, expandimos nuestra conciencia (pensamientos, sentimientos, actitudes, creencias…)  para ver más allá de la limitación de nuestros sentidos y comenzar a caminar por el nuevo sendero que juntos vamos a recorrer en 2011. Gracias Dios. Bendiciones multiplicadas

Anuncios

2 pensamientos en “Una carta para Dios enviada con los Reyes Magos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s