Archivos Mensuales: julio 2011

Vacaciones de Dios

Mami, mami!! Mataron a un compañero mío  del Colegio, fue el grito desesperado de mi hija para darme tan triste noticia.  Los detalles que rodearon tan horrible suceso los dejo a la búsqueda investigativa en el periódico.  Mi deseo es llamar tu atención de que la sociedad está clamando por nuestra intervención, SI, nuestro involucramiento para contribuir a la transformación de lo que pueda ser cambiado.  Las creencias que he asumido me hacen pensar que los jóvenes se están ofreciendo para dar lecciones, a costa de su propia vida.

Quizás se trate del “ataque de  los ácidos” que actúan para que la mariposa brote de su crisálida y nos acercamos a un cambio trascendental de la humanidad.  Temor, odio, avaricia, intolerancia, parecen estar en las mentes de una gran parte de los habitantes del mundo y algunos sienten que deben tomar acción rápida pues el tiempo no les va a alcanzar.  Hay otros que entienden que el Gerente universal está de vacaciones y parece estar incomunicado con su creación.  Y tú qué crees?

Entonces bendijo Dios el séptimo día  y lo santificó,  porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación.”  Gen 2:3

El reposo de Dios tiene que ver con la seguridad de su obra, una creación perfecta, con todos los atributos de su creador.  Es menester que volvamos nuestros pasos y seamos libres para reconocer que su atención siempre está con nosotros y nuestro esfuerzo es despojarnos de la anemia espiritual con que nos hemos recubierto.  Hay una acción social de la que todos somos responsables y nuestra razón así lo reclama, acompañémosla de lo divino en nosotros y actuemos desde allí al hacer nuestra contribución en este tiempo en  que se necesita.

Vamos, vamos… has sido la persona escogida para poner en movimiento lo mejor que requiere este tiempo, porque toda la confianza está depositada en ti.

Bendiciones multiplicadas,

Anuncios

Dejo a Dios ser Dios!

Amig@s: Con gran alegría damos inicio a la publicación del MEMO de la semana y lo inauguramos con la traducción de uno de los escritos del devocional digital del Rev. Ed Townley de Dallas, TX y Hartford, quien nos ha dado su permiso para esta publicación.  Los invito a visitar el web site del Rev. Townley:     www.unityhartford.org

Hoy yo dejo ir y dejo a Dios.  Yo dejo ir mis limitados intentos para alcanzar mi propósito de vida y  permito a Dios ser la energía que me transforma.

Dejo ir mis intentos para resolver los  problemas  voluntariamente.  Y más que eso,  yo dejo ir mis intentos para decidir exactamente cuáles son mis problemas.

No pido a Dios suplir mis necesidades percibidas.  No trato de llenar esas necesidades por mí mismo.  Hoy  permito  que mi entrega espiritual vaya  más profundamente.

Hoy afirmo que Dios no tiene lo que yo necesito; Dios es lo que yo necesito.  Dejo ir mis preguntas y respuestas, problemas y soluciones.

Hoy  es mi elección dejar a Dios ser Dios en mi vida.  Descanso seguro en el amor, guía, abundancia y gozo de Dios  fluyendo fácil y naturalmente a través de mi y a todo el universo.

 Gracias Dios!

Yo vivo el cambio

Hace tiempo aprendí una paradoja de vida: Lo único permanente es el cambio.  Por lo general si no son buscados ni provocados siempre los consideramos violentos, aún aquellos que van en nuestro beneficio.

No hay preparación para cambiar de adolescente  a adulto y tampoco hay ningún interés en aprender a aceptar que cambiamos de morada terrenal a otra mansión cuando dejamos este cuerpo.  Qué estoy dispuesto a SER, qué estoy dispuesto a HACER para que cambie la realidad de nuestro país, de nuestro mundo, de nuestra vida?  Puedo dejar de lado mis deseos de más y más peldaños sociales o políticos y aceptar el compromiso de ejecutar los cambios que como niños gritando por su padre superior están demandando: los desaforados por la violencia, los que al no apreciar su propia vida disparan  a mansalva, los que sienten la privación de la equidad, de la convivencia respetuosa y de la integridad en todos los estamentos de la vida.

Mostrándole todos los tesoros de la tierra y diciéndole que le podría por encima de ellos, si tan sólo le adorara… es un parafraseo de una de las tentaciones al Maestro, la cual parece estar terriblemente cerca de aquella a la que nos exponemos cada día, a saber: Sólo tienes que santificar con tu aprobación tal o cual situación y te mantendrás en el puesto; “profanar todo lo sagrado y sacralizar todo lo lo profano” como escribió Hermann Brunnen, “contribuye al sostenimiento de la incompetencia que esto no lo cambia nadie, tú no eres la golondrina solicitaría que hará el verano.”

Usted que lee este escrito puede agregarle su propia experiencia, no sin estar consciente que es desde ese espacio en el que hoy nos encontramos que somos responsables de expresar esa chispa de espiritualidad que llevamos dentro y aquí no me refiero a dos alitas y un aro luminoso sobre nuestras cabezas, no, hablo de dar lo mejor de cada uno de nosotros para provocar las transformaciones que estamos demandando como país, como ciudadanos, como hermanos y es espiritual porque involucra la suma de todo lo que somos.  Entonces tú, Qué vas a cambiar?…Yo trabajo en el mío