FLUYENDO CON LA VIDA

En mi relectura del libro “En el fluir de la vida”, del Rev. Eric ButterWorth, recordé que hace un tiempo tomé una prueba que iniciaba con la pregunta que hoy te hago a ti: ¿Qué significa para ti fluir? El sinónimo en el diccionario nos permite reflexionar sobre cómo nos estamos deslizando por la vida. ¿Lo hacemos de una forma tormentosa, como si camináramos sobre un terreno lleno de espinas?, quizás tristes porque aprendimos que estamos en un valle de lágrimas o nos movemos como un cascabel, llenando cada espacio con su “nota de alegría”. Es importante saber que cualquiera que sea la forma como lo estemos haciendo es nuestra decisión. Podemos elegir estancarnos o fluir con la vida.

Si la imagen tiene copyright, favor avisarnos  y la removeremos inmediatamente

Si la imagen tiene copyright, favor avisarnos y la removeremos inmediatamente

El filósofo Plotino dice: “Si fluyes como la vida fluye, no necesitas otro poder.” Pero, ¿qué tipo de poder? Se me ocurre el que me ayuda a no quedarme en el pasado, el que me hace avanzar cada día, en cada situación.

Suelo llamar la atención a las personas que dicen: “en mi tiempo se hacía o era de tal forma”, dejándonos ver que aceptan como una realidad que este no es su tiempo. Entonces, ¿dónde están? ¿Dónde se quedaron atrapadas?  Nuestro tiempo es hoy, es aquí, es ahora. “Ahora es el tiempo glorioso”. ¿Lo vamos a desperdiciar?

“La vida no se detiene, prosigue su agitado curso”, decía un locutor popular dominicano. Se me ocurre que la vida no tiene un curso agitado, ella fluye. Somos tú y yo los que nos agitamos, porque queremos detener o variar su libre fluir. Así como hemos dado nuestro “consentimiento” mental a la pobreza, la enfermedad, la muerte, debemos dar nuestro consentimiento a vivir en el fluir, apartándonos de los pensamientos que crean tensión, alejándonos de las personas tóxicas, recordando que todo vino para pasar y como dijo San Agustín: “Trabaja como si todo dependiera de ti y espera como si todo dependiera de Dios.”. 

Bendiciones multiplicadas.

 

Anuncios

2 pensamientos en “FLUYENDO CON LA VIDA

  1. Idalia Harolina Payano Tolentino

    Muy buena reflexión. Me gustaría aprovecharla para dar una opinión muy personal al respecto.
    Me parece que el curso de la vida es variable como las olas del mar, unas veces es agitado, otras es sereno y otras veces aunque estemos aparentemente estancados, es el momento quizás en que mejor fluimos, al igual que el gusano cuando esta en su fase de crisálida, en aparente estancamiento pero desarrollando una hermosa e increíble transformación en mariposa.
    Si la vida te obliga a ir rápido hazlo, si te sugiere ir despacio hazlo y si te pide que te detengas, hazlo también, veras la recompensa luego.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s