Archivos Mensuales: febrero 2016

Sueño, dulces sueños

DSC_0197.jpg

Querer la paz o vivir en paz.  Como distinguir un sueño de la realidad, cuando todos sabemos que se vale soñar despierto.  Sea que el sueño hable de grandeza, crear mundos  maravillosos, promover la paz o solo Ser tú mismo, es digno de perseguirlo.

¿Acaso estoy viviendo el sueño de otros?

¿Que sería diferente si el sueño que vivo es el mío?

¿Cuánto estoy  dispuesto a invertir de mi  talento y de mi  tiempo para hacer mi sueño realidad?

¿Valen tus sueños que hagas esa inversión?

La canción dice: “Anoche  soné que estábamos en el cielo… ” y un soñador  dijo: “ Yo tengo un sueño.”   Hoy soñé que junto a ti hago realidad mi sueño, porque tu y yo  vamos hacia el mismo puerto, mirando paisajes de colores diferentes y escuchando sonidos que nos hablan de alegría.

“Soy el capitán de mi barco, soy el amo de mi destino.”  ¿A dónde estás llevando tu barco?  Yo estoy moviendo el mío al puerto que hace realidad mi sueño.   Anímate,  hay espacio para ti.

Foto de Joleimi Quepi.

Anuncios

En el corazón del deseo

¿Cuál es tu deseo hoy?
¿Qué harías para que se convirtiera en realidad?
¿Es mi deseo un  simple pensamiento irrealizable?

Yo deseo salir de la rutina, de las preocupaciones tontas sobre necesidades y compromisos.  Deseo remontarme a las alturas y desde allí ver la majestuosidad del océano, el verdor de los campos y la pequeñez de las creaciones materiales.  HUM!! Es  un deseo o una fantasía?

100_3222.JPG

¿Podemos vivir sin tener, al menos, un deseo?
¿El deseo solo tiene que ver con lo carnal?

 “…lejos de ser poco espiritual, el deseo es el primer motor de la vida, y rechazarlo es oponerse a la más persistente expresión del espíritu en nuestro interior”.  Fabiana Fondevila  

Si aceptamos  que el Ser humano se desenvuelve en varios planos  podemos concluir que nuestros deseos para que se hagan realidad deben pasar del mental a lo físico. Debemos darle forma a la idea sostenida en nuestra mente. Debemos actuar.

¿Que nos detiene?
¿Cuánto tiempo más voy a esperar para hacerlo realidad?
¿Espero un superhéroe que de un palmazo lo haga una realidad?
¿Para lograr lo que deseo, acaso hay más superhéroe que yo misma?

La Dra. Emely Cady,  en su libro Lecciones Acerca de la Verdad, dice que:

“… desear algo de corazón, siempre es Dios tocando a la puerta de tu conciencia con su infinita provisión…”

Permite que ese deseo, originado en la fuente que es vida, alegría, bienestar… siga su camino sin contaminarse con las toxinas del miedo, falsas creencias y juicios paralizantes y manifiesta hoy  lo valioso que tú eres y el más grande ser que anhela expresarse desde ti.  Yo me animé y tú ¿qué esperas?

NOTA: Foto tomada con mi celular en Jarabacoa.