Archivos Mensuales: septiembre 2017

HURACAN IRMA ¿desastre o despertar?

La naturaleza es sabia y soberana.  No importa cuán grande sea el poderío humano, los huracanes se forman, siguen un curso o se vuelven errático.  Ellos lavan, limpian o borran lo que encuentran a su paso.  No hay fuerza que se les oponga. Nos recuerdan que hay otros elementos de la naturaleza que también son fuertes y a veces mucho más que los humanos.

Un desastre natural, así lo calificamos cuando a su paso deja muerte y desolación, pero tenemos que preguntarnos,  algo que guarda tanta sabiduría como es la naturaleza, ¿puede ocasionar desastre?  ¿Será que la naturaleza nos quiere recordar algo y para hacerlo usa el estruendo del viento y la furia huracanada?

Huracan Irma foto COE

Revisamos la etimología de la palabra desastre y encontramos que  al dividirla tenemos des – astre.  El prefijo des  denota negación, como por ejemplo des-dichado (sin dicha), des-unión (sin unión);  Astre (astro).  Desastre es sinónimo de “sin astro.”   Las culturas antiguas fascinadas por el cielo y el destello de sus luces estaban seguros que los astros  influían en la vida de las personas, las cosechas, en todo,  si los astros no se dejaban ver, esto presagiaba  un desastre.

Llega el huracán Irma con el aviso natural de que si seguimos dejando de brillar, causando desastres con nuestro actuar, será ella quien indicará el rumbo por el que  nuestra sociedad habrá de caminar.  Nos hará volver la mirada a la solidaridad, al buen vecino, a compartir en familia y sobre todo a proteger nuestro medio ambiente.

Gracias Irma, tu inminente llegada nos mueve a pensar:  Tendremos que arrepentirnos en esta generación, no tanto de las malas acciones de la gente perversa, sino del pasmoso silencio de la gente buena.”  Martin Luther King.

Foto tomada de la pagina del Centro de Operaciones de Emergencia (COE) RD.

Anuncios

Punto de dolor

El pasado miércoles asistí a la conferencia “Dale forma a tu futuro: como reimaginar los límites”, Gabor George Burt, conferencista, mencionó el  punto de dolor.  Su temática era orientar y motivar a los emprendedores a innovar,  encontrar ese espacio donde  las grandes empresas han dejado de atender al consumidor y avanzar desde allí.

 He trasladado esa descripción al momento que vive la sociedad dominicana, con todos los puntos de dolor que están abiertos,  sucesos tan dolorosos como desapariciones, asesinatos, agregue usted.  Actos que, en su gran mayoría, tienen como protagonistas a los más jóvenes. Somos observadores de una escena dantesca, donde el horror es el protagonista.   Padres atiendan a sus hijos!.  Justicia!.  Justicia! Es el gran clamor. Entonces,   ¿Qué estás  dispuesto hacer para detener esta violencia?

Si el  emprendedor avanza al reconocer  puntos de dolor y  ofrecer nuevas formas de satisfacer necesidades, entonces tenemos la seguridad de que  los y las dominicanas estamos ante un gran momento.  ¿Qué hacer?.  Aceptación y compromiso para volver a la cordura social, para atender lo que realmente importa, lo  que nos hace valiosos.

Aceptar que todos podemos hacer algo para sanar el dolor. Allí donde estamos.
Comprometernos a hacerlo. Sin cuestionar el tamaño de nuestra acción.

Desmond Tutu dijo:   “ Haz lo poquito que puedas donde estés; esos poquitos de bien al unirse conmueven al mundo.”   ¿Te animas?   Yo comencé hoy.