Archivo de la categoría: Motivacion

Punto de dolor

El pasado miércoles asistí a la conferencia “Dale forma a tu futuro: como reimaginar los límites”, Gabor George Burt, conferencista, mencionó el  punto de dolor.  Su temática era orientar y motivar a los emprendedores a innovar,  encontrar ese espacio donde  las grandes empresas han dejado de atender al consumidor y avanzar desde allí.

 He trasladado esa descripción al momento que vive la sociedad dominicana, con todos los puntos de dolor que están abiertos,  sucesos tan dolorosos como desapariciones, asesinatos, agregue usted.  Actos que, en su gran mayoría, tienen como protagonistas a los más jóvenes. Somos observadores de una escena dantesca, donde el horror es el protagonista.   Padres atiendan a sus hijos!.  Justicia!.  Justicia! Es el gran clamor. Entonces,   ¿Qué estás  dispuesto hacer para detener esta violencia?

Si el  emprendedor avanza al reconocer  puntos de dolor y  ofrecer nuevas formas de satisfacer necesidades, entonces tenemos la seguridad de que  los y las dominicanas estamos ante un gran momento.  ¿Qué hacer?.  Aceptación y compromiso para volver a la cordura social, para atender lo que realmente importa, lo  que nos hace valiosos.

Aceptar que todos podemos hacer algo para sanar el dolor. Allí donde estamos.
Comprometernos a hacerlo. Sin cuestionar el tamaño de nuestra acción.

Desmond Tutu dijo:   “ Haz lo poquito que puedas donde estés; esos poquitos de bien al unirse conmueven al mundo.”   ¿Te animas?   Yo comencé hoy.

Anuncios

Resucitar, una nueva oportunidad

La pascua era una importante festividad hebrea que conmemoraba la liberación de la esclavitud de Egipto.  Celebrar la resurrección en la Pascua es la fiesta cristiana más antigua. Según nos enseña el NT la crucifixión y resurrección tuvieron lugar en tiempo de la Pascua judía, de allí nos viene que los primeros cristianos sustituyeron una celebración por otra.

Si observamos, en ambos casos se celebra la liberación de la esclavitud.  Una del pueblo egipcio y la otra, la libertad de reconocer la divinidad de los seres humanos. Cada vez que nos liberamos de algún hábito o creencia que nos esclaviza estamos resucitando.

Si resucitar es volver a la vida, cada uno de nosotros tiene más de un testimonio que compartir donde se levantó de una experiencia dolorosa que lo tenía sepultado.  Nos volvimos capaces de remover la piedra y comenzar a realizar nuestro sueño.

Piedra removida

¿Qué es una piedra en nuestras vidas?  De pequeña, una piedra encontró  el mejor lugar para ubicarse, uno de mis ojos, parecía inmensa y no hubo forma, gotas, agua, que pudiera sacármela.  Necesitamos ir al médico.  Con alegría, porque se había ido el dolor, pero con un sentimiento de terrible decepción me fije en la piedra que me había atormentado.  Hubo que colocarle una lupa para que yo la viera.  Como es posible que tan pequeña partícula me trastornara tanto? Y que me dices de una piedra en el zapato?  Parecen montañas bajo nuestros pies.  Así de grande parecen ser los obstáculos que nos impiden realizar lo que deseamos.  Hay piedras llamadas miedo, falta de autoconfianza, culpa, apego, falta de compromiso  y cada una requiere ser removida, no por otros, sino por nosotros mismos.

Si nuestra mente está encerrada en un lugar oscuro,  de insatisfacción, duda existencial, soledad o algo más, hay que acudir a lo divino en nosotros para que la libere.  “Liberar nuestro esplendor aprisionado” es la  expresión de Eric Butterworth.

¿Qué podemos hacer para remover la piedra que nos impide avanzar?  Sugiero considerar: 1ro. Estar claro con lo que deseo lograr y lo que soy. Hacerme sordo y ciego ante las críticas de los que no tienen nada que aportarme.

2do. Observar mis creencias.  Mantener las que apoyan mi sueño y sustituir las que no sirven para este tiempo. “No podemos elegir  de dónde venimos,  pero si podemos decidir  hacia donde nos dirigimos.”

Todo lo que te limite o impida la realización de tu deseo, lo que se convierta en obstáculo para el logro de tu objetivo debe ser colocado bajo un lente microscópico, para descubrir allí las ataduras de la conciencia, que pueden venir de las mejores intenciones que tuvieron familiares, amigos y relacionados, pero que no te pertenecen.  Cuando haces esto, estas listo para vivir la experiencia siguiente.  Resucitar. Volver a la vida. Y simplemente disfrutar.

Bendiciones multiplicadas,

P.S.: Si esta imagen tiene copyright favor informarnos y la removemos inmediatamente.

Felicidad, ¿dónde estás?

Se encontraban reunidos todos los sabios de la antigüedad discutiendo cuál sería el lugar que a los seres humanos les costaría más llegar. Una vez averiguado, colocarían allí la llave de la felicidad.

-La esconderemos en las profundidades de los océanos -decía uno de ellos-.

– No, nunca allí -advirtió otro-. El ser humano avanzará en sus ingenios científicos y será capaz de encontrarla sin problema.

-¿Y por qué no bajo las rocas más pesadas de la tierra? -dijo otro-.

-De ninguna manera -replicó un compañero-. Al pasar  miles de años el hombre podrá ahondar los subsuelos y extraer todo lo que desee.

-¡Ya lo tengo! -dijo uno que hasta entonces no había hablado nada-. Esconderemos la llave en la nube más alta del cielo.

-Para nada -replicó otro de los presentes-. Todos sabemos que los humanos pronto podrán volar. Al poco tiempo encontrarían la llave de la Felicidad.

feliz

Un gran silencio se hizo en aquella reunión de sabios. De repente se escuchó una gran voz:

-Esconderemos la llave de la Felicidad en un lugar en que los humanos, por más que busquen, tardarán  mucho, mucho tiempo de suponer o imaginar…

-¿Dónde?, ¿dónde?, ¿dónde? – todos preguntaban con gran  curiosidad -.

-El lugar del Universo que los humanos  tardarán más en mirar y en consecuencia tardarán más en encontrar es: en el interior de su corazón.

Todos estuvieron de acuerdo. La llave de la Felicidad se escondería dentro del corazón de cada Ser humano.  Y desde entonces, estamos dando vueltas buscándola en personas o en un lugar.

“La felicidad se alcanza cuando, lo que uno piensa, lo que uno dice y lo que uno hace están en armonía”.  Gandhi

¿Qué te hace sentir feliz? ¿Qué harías para ser feliz?  ¿Podemos hacer algo para ser feliz? Acaso hacer algo para ser feliz es similar a hacer algo para perder peso, aprender un oficio, ¿es hacer o sencillamente Ser. ?  Que  en todo lo que hagas hoy  se unan  el pensar, sentir y actuar en la dirección de tus sueños.

Te propongo que escribas cinco acciones que tomaras para sentirte feliz.  Comienza por explorar dentro de ti.  Puedes dejarme tus comentarios en Facebook.

Nota: el cuento del inicio aparece de diferentes formas en algunos libros y en la web. Como no se conoce autor, hemos hecho algunas incorporaciones.

Si la imagen tiene copyright favor informarnos y la removeremos inmediatamente.

Dulces sueños

Corrí, corrí, detrás de mi venía un enorme perro.  Oh! Dios mío, los perros grandes y ladrando tan fuerte me dan miedo.  Sigo corriendo hasta subir una pared muy alta, ¿còmo llegué allí, por donde  subí? De repente, HAU, HAU, El perro está detrás de mi… ¡ah!, ¡ay! Me caigo.  Por suerte me desperté.  Era un sueño.  ¿Has soñado últimamente?  A veces los recordamos, otras veces no.  En los sueños siempre somos héroes y heroínas y si esto no ocurre nos despertamos.  Habrá otro momento para vencer en el sueño. En el mundo de andar despierto, el tiempo de vencer, de actuar, de hacer lo que nos toca hacer es Ahora, es Aquí, Despiertos y Alertas.

BB suenoCon frecuencia escuchamos: los sueños,  son. Sin embargo, hay momentos de nuestras vidas donde las realizaciones tienen que cobrar vida llegando desde nuestro inconsciente, porque despiertos nos toma tiempo verlas.

“I have a dream – Yo tengo un sueño.” “Nuestra patria será libre…” una vez fueron sueños, hoy son verdades para siempre.  Hay ramas del saber dedicadas a explorar los sueños.  Mi intención no es explicar el origen de éstos.  Mi deseo es decir que  nuestros grandes deseos,  a veces, tocan a la puerta de nuestra conciencia a través de un sueño.

               “Nuestro deseo es Dios tocando a la puerta de nuestro corazón. Emely Cady

¿Qué sueñas? ¿Qué quiere revelarte esa parte de ti que te reconoce como poderoso e ilimitado? ¿Has pensado en ponerle pies a tus sueños? ¿Quién gana si lo haces? Es maravilloso soñar, es grandioso celebrar la realización del sueño.

          “Es duro fracasar, pero es todavía peor no haber intentado nunca triunfar”.  Theodore Roosevelt

Atrévete. Actúa. Avanza en la dirección de tus sueños.

P.S.: Si esta imagen tiene derechos de autor, avísanos y la removemos inmediatamente.

Excusas para renacer

¿Cuántas veces vamos a celebrar el nacimiento de ese niño?  ¿Acaso no va a crecer?.Orangibre   “¿De que trata la navidad? Una respuesta posible tiene que ver con nacimiento. ¿Cual es el mas asombroso nacimiento que una persona puede experimentar? Mi respuesta no es el día que tenemos nuestra primera respiración, pero si el día, el momento, que nacemos espiritualmente.  El instante en que nosotros sabemos que somos más que un aliento.” Jim Rosmergy

Nacer tiene que ver con algo nuevo, un deseo, sueño, esperanza, un proyecto personal.  Y antes de que esto ocurra   nuestra mente debe ser preparada para acoger la manifestación de nuestro deseo, aquietarse mediante la oración, meditación y el silencio.  Pensamientos rebeldes que mienten sobre lo que tu  y yo somos deben sujetarse a la Verdad.   Celebraremos ese nacimiento como recordatorio de que siempre hay una oportunidad  para  nacer al reconocimiento de la divinidad que vive en ti, en mí, en nosotros. ¿Es 2014 el momento para ti?

San Francisco de Asís fue el precursor del belenismo, su representación del momento memorable del nacimiento de Jesús, dio inicio a llenar con la creatividad personal cada espacio del cuadro mágico que con sus palabras describen Lucas y Mateo y trascender su apariencia simple. Así,  nuestra “mente puede ser ese establo” que se prepara para acunar la mejor de las ideas, que por ser ésta de  beneficio para aquellos a quienes  toque  ha sido concebida de manera virginal.  ¿Cuál deseo de Ser la mejor expresión de ti mismo  acuna el “pesebre de tu corazón?”,  si allí se ha colocado, es seguro que viene envuelto en pañales de amor.

La estrella en el firmamento  nos recuerda el maravilloso Ser de luz que tu y yo somos.  Una mente iluminada se inclina reverente solo ante el Cristo.  Nuestras reservas, los magos, llegaran desde lejos para apoyarnos.

Un proyecto nuevo requiere movimiento, a veces forzado desde fuera, otras veces provocado por nosotros, para ver la luz. Una vez iniciado el proyecto, nos toca acomodarlo en un espacio diferente de donde hemos puesto opiniones viejas, porque no cabe con  ideas cristalizadas, ni en el mismo lugar que le hemos permitido  ubicarse a los dichos de Herodes: “No puedes”, “Es tarde para ti”.  Nuestro ego siempre se perturba ante lo desconocido, le es difícil abandonar su zona de confort y trata de eliminar la idea naciente. ¿Cuáles movimientos debes hacer antes de  comenzar   tu proyecto? ¿Has identificado ya tus excusas?,  ¿Donde vas a colocar al recién nacido  para que Herodes no lo mate?! Si haces como María y “guardas todo en tu corazón”, oirás ángeles, nuevos pensamientos se unirán para fortalecer tu sueño. Bendiciones multiplicadas,

 

HACIENDOLO FACIL

facilidadLa vida es un péndulo. Puede que no nos guste esta afirmación y con frecuencia salimos corriendo a llorar cuando el movimiento no nos favorece, o al menos eso pensamos.

No es que sea mala la experiencia que estamos viviendo, es que necesitamos renovar nuestras fuerzas y por eso vivimos nuevas experiencias, para desarrollar otras habilidades.

REFLEXION: LO QUE NO CAMBIA SE MUERE.

NOTA: Si esta imagen tiene copyright, avísanos y la removemos de inmediato.

Jugando a Ser Dios

Cuando las cosas no resultan a la manera mía se produce: enojo-depresión-rabia-angustia-miedo.  La diferencia entre lo real y el ideal que tenemos en nuestra mente nos aturde.  El hecho de que no ocurra según el ideal  nos lleva a crear el drama y a sentirnos menos que indefensos.  Puedo exigir que solo yo tengo la razón o puedo rendirme ante la Sabiduría infinita y concentrarme en que lo sucedido es otro escenario  de la vida, con un propósito individual:  vivir ciertas experiencias para aprender, crecer, aceptar o ignorar.

APRENDER.  Cuando aprendo  despierto a  quien  yo soy, me doy cuenta de lo que soy capaz y  me coloco   ante la  posibilidad de modificar mi conducta.  Asumo responsabilidad por mis acciones, sigo mi camino o cambio el curso.  No me culpo, ni me vuelvo víctima porque las cosas no salieron como yo las pensé.  Así no funcionó para mí.  Veo  como no puedo volver a hacerlo.  Abro una nueva puerta.

CRECER.  Esta acción siempre duele, porque provoca cambios en mi vida.   Debo actuar sin la receta de otros, tomar mis propias decisiones y seguir el camino que yo elija.  Si me decido por atajos tendré que verme con los posibles gigantes del camino.

ACEPTAR.   La oración de la Serenidad dice: ¨ Dios, concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar… ¨  No puedo cambiar a otros, ellos también tienen que pasar por este proceso de aprender a decidir.   Me doy la oportunidad de aceptar las diferencias, respetar y amar  la diversidad.

IGNORAR.   Nadie quiere que le digan ignorante.  Todos nos preciamos de ser sabios. Es así como inicia la lección de vida con nuestras experiencias,  sin conocer  respuestas, sin saber qué hacer, por tanto, debemos dejarnos guiar  por  aquello que creemos superior a nosotros.  No se trata de parece  que no pasa nada, se refiere a que acepto que no se la respuesta, no la entiendo y espero porque se me revele lo que debo conocer.

Jugar a ser Dios cuando podemos hacer las cosas que deseamos  es  fácil, pero el juego no se acepta cuando estamos en desacuerdo con la experiencia que se vive,   y ésta, aunque no nos guste,  es   Dios, porque el nombre de Dios es Yo soy!, no fui, ni seré cuando pase esto, es  ahora en este instante.

Juego a ser Dios cuando me preocupo en lugar de ocuparme.    Nos sorprende el pensamiento de impotencia,  superable sólo cuando  nos damos cuenta  que la omnipotencia es de Dios, no mía, que no agrego valor ni ayudo a Dios si sólo me preocupo.   Nadie por si solo puede “salvar el mundo”, pero si cada uno trabaja consigo mismo y hace un cambio positivo en su vida podremar un gran salto.  Te animas?

Puedes leerlo completo en el Listin Diario: http://www.listin.com.do/religionsenderos/2012/10/27/252747/Jugando-a-ser-Dios

NOTA: Si esta imagen tiene copyright favor informarnos y la removemos de inmediato.  Gracias por tu comprension.