Archivo de la categoría: Motivacion

Jugando a Ser Dios

Cuando las cosas no resultan a la manera mía se produce: enojo-depresión-rabia-angustia-miedo.  La diferencia entre lo real y el ideal que tenemos en nuestra mente nos aturde.  El hecho de que no ocurra según el ideal  nos lleva a crear el drama y a sentirnos menos que indefensos.  Puedo exigir que solo yo tengo la razón o puedo rendirme ante la Sabiduría infinita y concentrarme en que lo sucedido es otro escenario  de la vida, con un propósito individual:  vivir ciertas experiencias para aprender, crecer, aceptar o ignorar.

APRENDER.  Cuando aprendo  despierto a  quien  yo soy, me doy cuenta de lo que soy capaz y  me coloco   ante la  posibilidad de modificar mi conducta.  Asumo responsabilidad por mis acciones, sigo mi camino o cambio el curso.  No me culpo, ni me vuelvo víctima porque las cosas no salieron como yo las pensé.  Así no funcionó para mí.  Veo  como no puedo volver a hacerlo.  Abro una nueva puerta.

CRECER.  Esta acción siempre duele, porque provoca cambios en mi vida.   Debo actuar sin la receta de otros, tomar mis propias decisiones y seguir el camino que yo elija.  Si me decido por atajos tendré que verme con los posibles gigantes del camino.

ACEPTAR.   La oración de la Serenidad dice: ¨ Dios, concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar… ¨  No puedo cambiar a otros, ellos también tienen que pasar por este proceso de aprender a decidir.   Me doy la oportunidad de aceptar las diferencias, respetar y amar  la diversidad.

IGNORAR.   Nadie quiere que le digan ignorante.  Todos nos preciamos de ser sabios. Es así como inicia la lección de vida con nuestras experiencias,  sin conocer  respuestas, sin saber qué hacer, por tanto, debemos dejarnos guiar  por  aquello que creemos superior a nosotros.  No se trata de parece  que no pasa nada, se refiere a que acepto que no se la respuesta, no la entiendo y espero porque se me revele lo que debo conocer.

Jugar a ser Dios cuando podemos hacer las cosas que deseamos  es  fácil, pero el juego no se acepta cuando estamos en desacuerdo con la experiencia que se vive,   y ésta, aunque no nos guste,  es   Dios, porque el nombre de Dios es Yo soy!, no fui, ni seré cuando pase esto, es  ahora en este instante.

Juego a ser Dios cuando me preocupo en lugar de ocuparme.    Nos sorprende el pensamiento de impotencia,  superable sólo cuando  nos damos cuenta  que la omnipotencia es de Dios, no mía, que no agrego valor ni ayudo a Dios si sólo me preocupo.   Nadie por si solo puede “salvar el mundo”, pero si cada uno trabaja consigo mismo y hace un cambio positivo en su vida podremar un gran salto.  Te animas?

Puedes leerlo completo en el Listin Diario: http://www.listin.com.do/religionsenderos/2012/10/27/252747/Jugando-a-ser-Dios

NOTA: Si esta imagen tiene copyright favor informarnos y la removemos de inmediato.  Gracias por tu comprension.

Anuncios

Aprendo a amarme

Con mucha facilidad entregamos nuestros sentimientos a otros y cuan difícil se nos hace amarnos a nosotros mismos.  Durante mucho tiempo nos enseñaron que eso era narcisismo y asi fuimos  olvidando como amarnos.

Hoy nos toca desaprender y reconocernos como el Ser especial que somos.  Un maestro dijo que era amar a los otros con la misma intensidad con que nos amamos a nosotros… Cuánto te amas?  Tu respuesta dice  la medida    de amor que tienes para los demás.

Comienza ahora mismo el inventario y … si falta algo, simplemente descubrelo en lo que te anexo.

Bendiciones multiplicadas,Cuando me aprendi a amar

Removiendo la piedra para alinearnos con la Verdad

Dime la Verdad, ¿quién removió la piedra? Fue la pregunta de los que llegaron primero.  Buscar la Verdad es una petición, a veces una orden para que se confirme algo que queremos escuchar o se desmienta aquello que tememos sea una realidad.

Alinearse con la Verdad permitió que El pudiera remover la piedra y es que para mover un pesado montón de escombros se requiere de energía y si se trata de nuestras vidas la energía ha de ser sustentada en Verdad, Perdón y Amor.  Son estos componentes los que nos permiten superar nuestros temores y debilidades, ayudándonos a crecer hasta la estatura de aquel que pudo remover la piedra.

Fue el conocimiento de la Verdad lo que hizo al Maestro afirmar que ¨somos la luz del mundo¨, que esa luz debe brillar y alumbrar a todos, sobre todo si respondemos la llamada del amor.  El poder del amor, con su carácter indiscriminado,  haciendo que lo compartamos sólo porque está en nosotros,  considerando lo que hacen los árboles que  no les importa quien recibe su sombra.

Removemos la piedra cuando nos levantamos de nuestras debilidades y nos damos cuenta que ya nomas tenemos que agradar a otros, que no hay por qué sacrificar lo mejor de nuestro tiempo, sentimientos, creencias, valores, por satisfacer deseos de pertenencia, reconocimientos o halagos.  Siempre que decidimos actuar desde lo divino en nosotros se remueve la piedra de  ¨nuestro orgullo que nos hace autopromovernos o de nuestro temor que nos hace autoprotegernos.¨  Cuál piedra estas dispuesto(a) a remover de ti?

Bendiciones multiplicadas,

NAVIDAD, un tiempo para qué? III Parte.

Al recordar el relato del nacimiento, quién eres tú allí, Angel, Pastor, María, José, el recién nacido, los Magos…?   Toma tiempo y remontate a esa escena.  Descubre tu presencia en ese acontecimiento y hazlo realidad para ti hoy, aquí, ahora.  Escucha las huestes celestiales que alaban junto a tí.

En las pasadas entregas compartimos como esos personajes de fé (los pastores) recibieron un primer mensaje que los  invitaba a no temer y otra muy buena nueva el nacimiento hoy del Salvador.  No te excuses y comienza con esa idea nueva que nace en ti ahora.

Cerramos esta serie, leyendo  en el libro de Lucas 2:13,  como de repente una ¨multitud de las huestes celestiales¨ aparece  diciendo: ¨Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz,   buena voluntad para con los hombres¨.  Cuando te dispones a vivir en armonía con los demás respetando las diferencias que existen entre tú y el otro, eres capaz de escuchar esos mensajeros de amor cantando dentro de ti y puedes vivir en serena paz.

Eres un ser especial,  por eso tu mente y tu corazón se alinean para reconocer que en el Belén eterno de tu corazón hay un Cristo que te inspira a Ser más, a dar más y sobre todo a amar más.

Feliz Navidad!!!

II PARTE. Navidad, un tiempo para qué?

NAVIDAD, un tiempo para qué?  PARTE II

Cuál es la más  buena de las noticias que tu deseas escuchar en tiempo de navidad? Quieres oir que este es buen tiempo para conquistas?  Para lograr iniciar proyectos?.  Quizás deseas escuchar que tienes una gran oportunidad antes de finalizar el año.  Y es importante que comprendas que tu creas esa oportunidad, que esta no es fruto de la casualidad, la buena suerte o el ¨capricho¨ de alguna divinidad.   Si tienes objetivos claros y estas suficientemente determinado a esforzarte por ellos, tendrás el privilegio de escuchar la segunda palabra que el mensajero dio a los pastores: Una buena noticia de gran gozo para todo el mundo.  El nacimiento es hoy…

Todos los nacimientos comienzan en el interior de… la tierra, la madre, la mente… Has preparado tu vida para el nacimiento de lo que deseas ver realizado?

Si enfocas tu atención en descubrir la misión de tu vida, podrás escuchar la buena noticia: dentro de ti hay un caudal inmenso de posibilidades que esperan ser aprovechadas.  El nacimiento que celebramos en este tiempo trae consigo un propósito nuevo, no te lo puedes perder, para ello debes estar atento a tu conversación mental, que te dicen tus pensamientos?…

El Ángel te esta animando a que uses tus talentos y pongas mano a la obra.  Aprovecha este tiempo de des-cubrir, quitar la capa del temor, renovar tu fe y confiar que  puedes hacer realidad tus deseos.  Bendiciones multiplicadas,

NAVIDAD. Un tiempo para qué?

“Ya se siente la brisa…” resuena la canción y en verdad la temperatura se ha vuelto aliada de que decidamos cooperar con la naturaleza y abonemos nuestros corazones con sentimientos de compasión, solidaridad y amor.

Cuando San Francisco de Asís ideó la representación del nacimiento buscó nuevos símbolos que nos hicieran pensar por toda la eternidad, conectándonos con un retiro interior (cueva) donde vemos nuestra luz iluminar nuestro mundo exterior para avanzar a través de las adversidades (buey), por los surcos (asno) que han creado nuestros encuentros personales con el Creador.

Hoy tenemos diferentes formas de recibir anuncios, para muchos de los cuales también queremos escuchar las palabras que los mensajeros de buenas noticias dijeron a los pastores: ¨No teman.¨  Esta es la  primera buena noticia, prepara tu corazón con un se3ntimiento de alegría, confianza y seguridad de lo  importante que eres y habrá un renacimiento que eliminará una de las más grandes barreras:  el miedo a expandir tu conciencia e ir mas allá de los límites de pensamientos y creencias.  El temor nos mantiene en una celda que no nos deja vivir la vida que Dios creó para nosotros ¨desde antes de que el mundo fuera.¨

Sin importar a lo que temas, la Navidad es un tiempo maravilloso para:

  1. Observar tus excusas y derribarlas.
  2. Acelerar tu frecuencia reconociendo tus talentos y poniéndolos a trabajar en la dirección de lo que quieres lograr en tu vida.
  3. Expandir tu conciencia.  Actúa fuera de tu zona de comodidad.
  4. Deja de preocuparte y comienza a confiar en el Cristo que vive en ti y en todos.

Bendiciones multiplicadas,

Babel, la nueva torre


La  gran construcción estaba a punto de terminar.  Ingenieros, contratistas, arquitectos, obreros, la señora de la fritura, todos estaban en el área, haciendo su labor afanosamente.  Llegó el momento de tomar la gran decisión, seguir elevando la torre o detenerla, porque  la tan anhelada meta de alcanzar el cielo no se conseguía.  No pudieron en Babel, ni los Mayas, tampoco los Aztecas.  Se acaloraron los ánimos, todos comenzaron a hablar, cada uno defendiendo su punto de vista, debemos rehacer el plano, adquirir nuevas máquinas, no, gritó una voz, lo que corresponde es contratar más hombres, mejor apoyémonos en tecnología de punta, busquemos más recursos, pidamos nuevas exenciones de impuestos, todos hablaban en lenguas extrañas, pues  nadie  escuchaba, menos se entendía,  eso nos pasa cuando queremos imponer nuestro criterio, nuestra voluntad, y ¨se confundieron las lenguas hasta el punto que no se entendían¨.  El orgullo, la soberbia y sobre todo la impotencia humana para expresar lo que realmente somos se constituye en la gran Torre de Babel de estos tiempos.

Hay destellos iluminadores de momentos  de unidad que nos recuerdan la imposibilidad de que podamos construir la sociedad que anhelamos si lo intentamos de manera individual, pero no nos entendemos ¨hablamos lenguas diferentes¨.  Y la realidad nos golpea, la sangre parece correr entre las líneas de los periódicos o  el sonido de las palabras  del lector  de noticias.

No hay seguridad que funcione si no detenemos el germen que crea y fomenta el  corrupto, el violento, el asesino por encargo, el…  Es responsabilidad de todos participar en la construcción de la nueva torre,  un ser humano nuevo  que viva y exprese lo especial que hay en el/ella, la esencia unigénita con  que fue creado.

Si aportamos lo mejor de nosotros, nuestra piedra de amor, de servicio,   que detenga la vorágine insaciable de, a costa de los demás,  querer acumular más de lo que  tendremos tiempo de disfrutar, el prójimo que hambrea reclamará  su parte, romperá la verja, violentará la alarma   o  nos visitará el ¨ángel de la muerte¨ .

El hombre más rico del mundo, el nuevo Rey Midas, el Magnate más, la nueva Diva, el/la más… es una figura que se renueva cada cierto tiempo y al igual que usted y yo también salen de este mundo, porque como dice una canción nadie puede atender al pedido de: ¨por favor, paren el mundo que yo me quiero bajar¨, no hay parada física.  Hay revaloración de lo que somos y de devolver al mundo lo mejor de nosotros.  Trabajo en  lograr hacer mi mejor aporte. Cuál es el tuyo?.  Descúbrelo, Compártelo  y  Disfrútalo.  Bendiciones multiplicadas,