Archivo de la categoría: Motivacion

Una carta para Dios enviada con los Reyes Magos

Un género muy especial para escribir son las cartas, en algunos casos ellas narran la historia de las vivencias de su autor.  Las hay famosas en todas las variedades, están las de aquellos que desnudaron sus sentimientos por un amor pérdido, no correspondido; hay instructivas, melancólicas, también están las que aún hoy día promueven el trabajo de evangelización del Apóstol Pablo. La Sra.M. Filmore, cofundadora del movimiento Unity, compartió que a veces ella escribía cartas a Dios, “cuando entendía que algo merecía su atención…”, animada por esa inspiración, recordé las notas que de niña enviaba a los Reyes Magos, sin dudar que éstos pasarían por debajo de mi cama, la tomarían y la magia haría el resto. Te invito a escribir una carta para Dios y alentados por la fecha la entreguemos a los Reyes Magos, quienes al igual que llevaron sus presentes al niño recién nacido, la tocarán con la mirra de la eternidad, la santificarán con el incienso, y con seguridad, desde la morada santa nos confirmarán las riquezas del reino celestial que recibiremos por la misiva. Querido Dios: Nos abrimos a una Nueva Década, confiados de que tu nos guías, pues sentimos como tu “vara y tu cayado nos infunden aliento”. Reconocemos los talentos que nos has confiado y con ellos asumimos el compromiso de hacer algo. Ser lo mejor que podemos Ser, para nosotros mismos y para toda la humanidad. Al pasar la vista a lo que pasó a lo largo de los diez años anteriores, nos dimos cuenta que no importó cuanto hayamos avanzado para disminuir la distancia para comunicarnos con los lejanos, porque nos hemos distanciado mas de los que están cercanos. Avanzamos hasta descodificar toda la historia de la célula humana y nos deshumanizamos para tener más y más, de lo que al partir nos vamos a llevar. Hemos comprometido nuestros valores, creencias, en fin nuestra conciencia, para hacernos de posesión, posición, prestigio, placer y hemos desdeñado avanzar, y juntas las manos hacer realidad tu exhortación: “Ama al prójimo como a ti mismo”. Nos quedamos en —como a ti mismo—- y hasta que tsunami, huracán, cáncer y otros males visitan nuestros hogares, se nos olvida que desde ese Centro de Poder que eres tú en nosotros, es que podemos realizar lo que realmente somos, más que carne, más que ojos, tus hijos(as) amados. Confiados en ti, expandimos nuestra conciencia (pensamientos, sentimientos, actitudes, creencias…)  para ver más allá de la limitación de nuestros sentidos y comenzar a caminar por el nuevo sendero que juntos vamos a recorrer en 2011. Gracias Dios. Bendiciones multiplicadas

Renacer en la nueva década

En alguna etapa de la vida hemos deseado volver a nacer y comenzar a vivir la vida desde el punto del conocimiento en el que nos encontramos en un determinado momento.  La ocurrencia de esto nos permitiría eliminar  desafíos  que entendemos no debemos afrontar, quizás pondríamos sólo los detalles que  nos proporcionan la alegría pasajera que se sustituye una y otra vez.

Por fortuna  para nosotros, cuando comprendemos que siempre podemos renacer en el espíritu, moviéndonos de “gloria en gloria”, el nuevo nacimiento viene acompañado de mejores experiencias de transformación y vida.    Al ofrecer al Cristo en mí una mente alerta, un corazón abierto y  manos dispuestas para el servicio nos convertimos en expresiones del poder creativo de Dios y podemos celebrar nuestro  renacimiento.

En el mes de diciembre nos invitan  a  festejar el nacimiento de un amigo universal que con su paso por el mundo  manifestado  dividió  la  historia, hablamos de Jesús y es que los cumpleaños son momentos para alegrarse, para recordar los amigos y sobre todo para reunirse a celebrar.

A esta actividad de tan singular  trascendencia no se debe faltar, sobre todo si nos planteamos que entraremos a una nueva década a la que podemos  llevar  los mismos pensamientos que hemos arrastrado desde antes de que el mundo fuera,  las emociones  paralizantes  con la que hemos    aceptado  convivir,  o hemos de  comenzar  dispuestos a decidir que este es el momento de  liberar el poder   interior   que espera ser expresado    y        ver  en   el    renacimiento nuestra nueva cita con la  vida.

En un artículo, que circula en la  internet,  atribuido al Dr. Mario A. Rosen, médico, educador, escritor, y empresario  exitoso,  según se describe en la presentación del mismo, habla del cambio de las reglas de convivencia y cita el  culto a cuatro principios: “ Pretender saberlo todo; Tener razón hasta morir; No escuchar;  y  Tú me importas, sólo si me sirves”,  si  aceptamos acudir a la convocatoria de la nueva década con estos atributos, nos conviene  examinar a la luz de la razón y el corazón los posibles frutos, algunos de los cuales ya estamos “saboreando” .

Renacer implica desaprender patrones congelados que nos hacen creernos superiores a otros por el tener, por la ubicación en la escala social,  o por estar ciegos a la verdad de que, sin importar la gran brecha creada entre poseedores y desposeídos,  nadie falta a la llamada para recoger lo que ha sembrado.  Si sólo yo tengo la razón he de admitir que el mundo se ha hecho inmensamente pequeño al asumir únicamente mi estatura.

Podemos estar sordos como para no oir  el llanto incesante ante  la pérdida de una vida por una simple cerrazón o imposición de mi verdad, es por eso que hoy  vale repetir, como un día escuché:  ”No importa que haya nacido 2010 veces, sino ha renacido en ti”.  Estás dispuesto a ofrecerle el pesebre de tu interior?


Lo Primero es Hoy



Sabias que cuando te sientes triste, desesperanzado o ansioso es porque no estas poniendo a Dios primero.  Le estas atribuyendo cualidades superpoderosas a elementos fuera de ti que cambian tu estado de ánimo a la peor frecuencia.  Has oído decir que para aquellos “que creen todas las cosas son posibles”.  Y es cierto, muchas veces  nos preguntamos cuáles cosas,  ejemplos materiales sobrarían para apoyar esta afirmación, sin embargo, la mas importante es tu  testimonio de  que alguna vez te has encontrado en el reino de los cielos que es en ti.   Tu y yo somos ventanas a través de las cuales “se vierten bendiciones hasta que sobreabunde”, si nos atrevemos a probar que dentro de nosotros esta ese reino del cual el Maestro nos habló.

Hay momentos en que imagino ese reino como un gran espacio luminoso, desde donde fluye todo lo que mi mente y mi corazón están anhelando.  Te invito a visualizarlo, hagamos el siguiente ejercicio:

  1. Relájate.  Inhala vida abundante a través del oxigeno que se mueve en el aire y exhala paz, la misma “que sobrepasa todo entendimiento.” Nueva vez, inhala vida y exhala paz.
  2. Invita al Cristo Morador en ti a que te guíe por “lugares de delicados pastos”.  Expresa tu deseo sincero de ir a ese reino de los cielos dentro de ti.  Déjate llevar, sin prisa, sin ansiedades, sin temores, sin tiempo.
  3. Observa tu reino, es único y se  revela según tu conciencia.  Declara las palabras de Verdad que tú conoces: Yo Soy… Luz, Vida, Paz, Amor, ….
  4. Expresa tus emociones interiores de alegría, seguridad, confianza porque estas en el lugar secreto donde puedes sentir la presencia victoriosa de Dios, Tu Dios, Mi Dios, Nuestro Dios.
  5. Siéntete un Agente activo que contribuye a la plenitud de un universo guiado, prosperado y eternamente bendecido por Dios.
  6. Da tu contribución al mundo, compartiendo tu alegría, tu gozo, tu amor.  Da con el deseo de ser una bendición.
  7. Gracias Dios!!!

Puente de Luz



Los puentes son siempre para atravesarlos, sino lo construye el ser humano lo construye la naturaleza con su inmensa sabiduría, porque ella  sabe que habremos de elevarnos por encima de profundidades que nos parecen peligrosas y  tendremos que  aventurarnos a acortar distancia.

Hay un espacio que recorrer entre nuestros deseos y su realización.  En ese camino nos encontraremos con muchas formas de expresión,  desde mariposas coloridas que con su volar nos remontarán a momentos de dominio  y transformación, recordándonos que como ellas también fuimos  orugas y ahora podemos volar o habrán  fieras amenazantes que se visten de horror para ahuyentarnos e impedir que sigamos avanzando.  Miedos, intrigas, apegos, tristezas,  son parte del zoológico emocional con el  que vamos a convivir a lo largo del recorrido. Qué haremos?,  devolvernos o mirar el horizonte sin final, confiados  que también llegaremos a “la tierra prometida”.

Sólo tú lo sabes delante de cual  puente estas siendo invitado a caminar.   Es seguro atravesarlo?  Tienes que aventurarte a dar uno, dos, muchos pasos, pero debes comenzar con el primero.

El diálogo mental  te recuerda lo aprendido: se cauteloso, no te lances sin seguridad,  son profundas las aguas para cruzar.   Y la voz interior, esa que emana de tu divinidad, te alienta con “no temas, estoy contigo siempre…”.  Decide si escuchar  al ego insensato que se nutre de la visión externa o a  tú poder interior, que espera ser  descubierto y puesto a trabajar. 

En cualquier lado del puente que nos coloquemos hay siempre un espacio para la inquietud, la expectativa de cómo nos gustaría que resultaran nuestras acciones, sin embargo lo que es, será siempre lo que debió ser, no importan sus colores, amalo, disfrútalo y pásalo.

Les dejo esta reflexión:   “Un viejo indio estaba hablando con su nieto y le decía:
“Me siento como si tuviera dos lobos peleando en mi corazón. Uno de los dos es un lobo temeroso, empequeñecido y discutidor. El otro está lleno de amor, reconoce su grandeza  y está dispuesto a la acción.”   – El nieto preguntó:” Abuelo, ¿Dime cuál de los dos lobos ganará la pelea en tu corazón?”

– El abuelo contestó:  ”Aquel  que yo alimente.”   Y tú,  a cuál vas a alimentar?

 Bendiciones multiplicadas.

Publicado en la edición del periódico Listín Diario del 17 de octubre, 2010

Vivir en el Fluir

Qué te resulta difícil soltar y liberar en este tiempo de tu vida?  Que provoca nuestra inseguridad y por tanto evita que vivamos en el fluir de la vida?  Podemos detener que la vida siga su agitado curso?.  Sabias que eso es lo que no te deja Vivir en el fluir de la Vida.

La  palabra fluir  nos da la idea de que algo se desarrolla sin dificultad, en el caso de un líquido o un gas se refiere a que éstos brotan de algún lugar o corren por él con facilidad.   En el caso de ideas o proyectos usamos la palabra fluir para dejar claro que estos surgen con facilidad y abundancia

 Fluir  significa no forzar nada, poner toda nuestra atención y talento al servicio de algo. 

Balneario Salto del Limón

NO HAY QUE EMPUJAR EL RIO, PORQUE  FLUYE SOLO.

 El agua que se desliza  nos recuerda que movimiento  es señal de vida.  A menos que tu pongas algo que impida su movimiento el agua es libre como libres somos nosotros para entrar en el fluir del universo de la vida, la luz y la sustancia.   Si detenemos el fluir del agua, como hacemos cuando la colocamos en la cisterna, un tinaco, un tanque, a los pocos días el estancamiento la daña,  eso pasa con paralizar los dones que están dentro de nosotros.  Primero se debilitan, luego desparecen.    El movimiento natural de la vida nos obliga a utilizarlos en cualquier espacio donde nos encontremos, en toda circunstancia, en momentos de alegría y en tiempos de menos sonrisas.  

 En su libro In the flow of life, sin traducción al español, dice el Rev. Butterworth que :  “La mayoría de las personas viven su vida de fuera hacia adentro y por tanto quedan atrapadas en el dilema de conformarse con el mundo o gastar su vida resistiéndose. La gran verdad enseñada por los místicos de todas las edades es que la Vida se vive desde adentro hacia afuera.  Lo que significa que todo el universo es concentrado donde tu estas. Mas que esto –tu eres el universo expresándose como tú.”

 En nosotros se reúne toda la sabiduría del infinito, ya sea que confiemos (con + FE), en que las leyes universales conocidas y probadas o intuidas y probadas por pocos también trabajan para nosotros, podemos entrar en el fluir del proceso creativo universal y superar las limitaciones que nos impone el conocimiento académico, positivo y valioso para esta expresión de vida física.     En este tiempo, nos preguntamos: puedo yo fluir con la vida?  Cómo lograrlo si no estoy seguro con el trabajo que tengo, el dinero que está en el banco, mis hijos, la violencia, en fin, puedo yo deslizarme por la vida como el agua?  Puedo “soltar y dejar ir”?

 Los invito a visualizar en qué lugar de una pelota usted se pararía, parece risible, verdad?  Sin embargo, se ha puesto a pensar que la tierra es redonda y que nos sostiene la ley de la gravedad.  No importa cuáles sean nuestros pensamientos, actitudes y acciones, las leyes divinas que no permiten ser influenciadas trabajan para nuestro mayor bien.

 Nos distraemos quitando nuestra atención de nuestro Ser interno, nos vamos al  pasado que nos ata con remordimiento, rencores o viajamos al futuro con temor, angustia, ansiedad, impidiendo el fluir creativo en nosotros y olvidamos  reconocer  lo que es parte de nuestra naturaleza “ser un instrumento de potencialidad creativa buscando solamente descubrir un contacto por el cual liberar el fluir.”  

 Entra conscientemente  en  el fluir de la vida.  Practica:

 1. Examinar tus pensamientos.  Donde están en el pasado o en el futuro?

2 Liberarte  temores ignorantes;  No te autolimites

3. Liberarte de culpar a otros sin buscar en nuestro interior;

4. Eliminar rencores;  Sólo dañan a quien los guarda.

5. No hacer resistencia.  El presente es para vivirlo, es un regalo

6. No apegarnos.  Nada nos llevaremos en el viaje final

7. No juzgar.  Yo soy tú mismo.  Tú eres yo.

 Vivo en el fluir de la PAZ:   Me aquieto y se…

Vivo en el fluir de la PROSPERIDAD:   Reconozco  la fuente de mi bien, Dios.

Vivo en el fluir de la VIDA:   Soy sano ahora

Vivo en el fluir del  AMOR: Yo amo a todo el mundo y todo el mundo me ama a mí.

 “La oportunidad está donde yo estoy!  Yo estoy en el fluir, y todos los días  espero que sucedan cosas nuevas  que abrirán la vía al éxito.  Pongo toda mi atención en todas las cosas que  hago y me coloco  a mi mismo como la salida de una bendición donde yo estoy.”

Salto de Fé

Alguna vez  has deseado convertirte en mago y moviendo una varita hacer que las cosas sucedan, quizás mover la nariz como la actriz de la antigua serie Embrujada.  Todos hemos caminado por ese sendero, deseando, soñando y … sólo pocas veces actuando, éste es el último paso que requiere nuestro mayor esfuerzo, se necesita dar un salto de fé.

Siendo nuestra naturaleza razonadora de todo aquello que no puede justificar en la forma, siempre cuesta trabajo aventurarse a derribar los únicos gigantes que nos apartan de nuestros sueños y que están dentro de nosotros.  Cierto nivel de miedo es bueno, siempre que lo convirtamos en energía vigorizante para la acción y de eso se trata la Fé, hacer que en medio de todas las posibilidades existentes nos establezcamos firmemente en lo que nuestro corazón desea. y desde allí comencemos a actuar.

1ro. Escuchar la voz de lo divino en nosotros.  El Cristo siempre nos habla, Dios no quedó mudo hace dos mil años.  Nos habla hoy, “… no lo reconocerás”

2do.Anímate. Esa idea ha sido plantada en tu corazón para el beneficio del universo.  A cuántos vas a tocar con ese servicio, con ese producto?

3ro. Visualiza el cuadro completo.  Siénte, disfruta, emocionate pensando lo feliz que eres ahora mismo sólo con soñar en hacer realidad eso que anhelas.

4to.  Mantén tu vista al frente.  No te distraigas con comentarios necios, no hay un solo invento, un solo sueño logrado que no haya recibido una palabra de resistencia.

5to.  Dí la palabra de Verdad. Afirma que Hoy es el tiempo admirable, glorioso, Hoy es nuestro punto de PODER.  Porque todo lo que no es hoy sólo está en tu mente.

6to.  Ponte en marcha.   Tus pies deben pisar el territorio que el Omnipotente tiene para tí… desde antes de que el mundo fuera. Estad dispuesto y disponible para la acción.

7mo. “Esfuerzate y sé muy Valiente”,  fueron palabras que escuchó un conquistador, que al igual que tú, otros y yo, hemos vacilado para iniciar un proyecto.