Archivo de la categoría: Razonalogia

HURACAN IRMA ¿desastre o despertar?

La naturaleza es sabia y soberana.  No importa cuán grande sea el poderío humano, los huracanes se forman, siguen un curso o se vuelven errático.  Ellos lavan, limpian o borran lo que encuentran a su paso.  No hay fuerza que se les oponga. Nos recuerdan que hay otros elementos de la naturaleza que también son fuertes y a veces mucho más que los humanos.

Un desastre natural, así lo calificamos cuando a su paso deja muerte y desolación, pero tenemos que preguntarnos,  algo que guarda tanta sabiduría como es la naturaleza, ¿puede ocasionar desastre?  ¿Será que la naturaleza nos quiere recordar algo y para hacerlo usa el estruendo del viento y la furia huracanada?

Huracan Irma foto COE

Revisamos la etimología de la palabra desastre y encontramos que  al dividirla tenemos des – astre.  El prefijo des  denota negación, como por ejemplo des-dichado (sin dicha), des-unión (sin unión);  Astre (astro).  Desastre es sinónimo de “sin astro.”   Las culturas antiguas fascinadas por el cielo y el destello de sus luces estaban seguros que los astros  influían en la vida de las personas, las cosechas, en todo,  si los astros no se dejaban ver, esto presagiaba  un desastre.

Llega el huracán Irma con el aviso natural de que si seguimos dejando de brillar, causando desastres con nuestro actuar, será ella quien indicará el rumbo por el que  nuestra sociedad habrá de caminar.  Nos hará volver la mirada a la solidaridad, al buen vecino, a compartir en familia y sobre todo a proteger nuestro medio ambiente.

Gracias Irma, tu inminente llegada nos mueve a pensar:  Tendremos que arrepentirnos en esta generación, no tanto de las malas acciones de la gente perversa, sino del pasmoso silencio de la gente buena.”  Martin Luther King.

Foto tomada de la pagina del Centro de Operaciones de Emergencia (COE) RD.

Anuncios

LIBRELa presteza es una cualidad que adorna a aquellos que tienen sentido de urgencia para realizar las cosas que se les encomiendan. Las hacen con rapidez, raudos, veloces.

Probablemente vamos pronto y diligentemente a atender todas las responsabilidades que hemos asumido en la vida. Vamos presto a desarrollarnos académicamente, a dar el ciento por uno en el cumplimiento del deber laboral y quizás agreguemos igual presteza al deber familiar y social. Como buscadores de una realidad más allá de lo aparente también conviene ir presto a superar los escollos para nuestro avance para ser mejores personas, seguros de que hay una actividad superior guiando nuestro camino.

Hay una recompensa en cada acto de nuestras vidas. Que siembras, que cosechas. No hay forma de recibir manzanas al sembrar una semilla de aguacate. Es ciertisimo que se compensa nuestro esfuerzo y nuestro tiempo cuando lo invertimos sabiamente. Te aplicas varios años en los estudios y te ganas el título. Sirves con entusiasmo, disfrutando cada idea tuya que se pone en práctica y recibes el reconocimiento de los que te rodean, pero sobre todo, hacerlo bien te provoca una sensación de realización, de deber cumplido, sin importar el halago externo. Ese sentimiento no lo arrebata nadie.

Te dejo esta autoevaluacion. Si deseas puedes compartirnos tu opinión.
Ha podido la velocidad del avance tecnológico o científico eliminar el vacío existencial que se experimenta?

Por que andamos como locos detrás de la ultima novedad tecnológica?. Que esperamos descubrir al poseerla?

Es solo poseer (la novedad TIC) para sentir placer porque los demás nos juzgan superiores? y luego que me queda? que te queda?.

Bendiciones multiplicadas.

LA LLAMADA DEL UNIVERSO…

El universo está llamando… con este título el Movimiento Unity celebró una jornada mundial de oración, presentamos algunas ideas surgidas a propósito de este tema .  Me pregunto si usted  y yo estamos  dispuestos  a escuchar al universo.  Nos damos cuenta que hay urgencia de asuntos por atender: la familia, el desbordamiento que tenemos por tener o aparentar,   los amigos que nos necesitan,  lo que estamos viendo en nuestra sociedad y la experiencia de vida que estamos afrontando en este momento. Todo es parte de ese llamado.  Si nuestro oído es atento a lo que se nos está diciendo es seguro que descubriremos el mensaje divino en esa llamada.

Cuál es mi respuesta?   Me conformo con pensar en mi bienestar, no me atrevo a   hurgar  en mi interior,  preguntarme  por qué nuestra juventud tiene tanta rabia como para agredir de forma salvaje a uno igual a él/ella,  por qué la violencia de género, por qué el deseo de embotar nuestras mentes con sustancias que nos alteran.? Por qué?

Es necesario reinstalar un nuevo chip  en la mente y el corazón de todos.  Uno que nos recuerde que compartimos el mismo espacio, que respiramos el mismo aire, sin importar lo majestuoso  o humilde de la vivienda.  Que somos una perla en el collar que es la vida.

Hoy  no pregunto  “por quién doblan las campanas”, porque estoy segura que  lo hacen por ti y por mí, por la madre que llora la partida abrupta de un hijo querido y por aquella que mendiga un espacio donde vender de manera digna su fuerza de trabajo, sin tener que empeñar su cuerpo o convertirse en esclava servil de quien nos tiraniza indicándonos que el tener y el aparentar es lo que nos hace mejores.

Necesitamos  oír  que las campanas tocan para recordarnos con alegría los logros de la comunidad, aquellos que debemos celebrar todos, no queremos  oir mas que el sonido de las campanas es por la tristeza de despedir a un joven que por una acción violenta parte a la eternidad y porque  otros  cambiaron por una jaula todo lo que el vigor de su edad  le podía  brindar a nuestra sociedad.

En su libro The Universe is calling, sin traducción al español, Eric Butterworth dice: “la llamada del universo es a ir más alto, a hacerte cargo de tu vida, liberar tu esplendor aprisionado”  Anímate a intentarlo, junt@s somos mayoría.

NOTA: Si la imagen tiene copyright favor  informarnos y la removemos inmediatamente.

Devuélvete al amor

En su  libro:   A Return to Love, su autora  Marianne Williamson escribió un hermoso pasaje que luego el ex-Presidente de Sudáfrica, Nelson Mandela, lo citó en su discurso  como Presidente Electo  en  1994.  Lo comparto contigo, invitándote a reflexionar en aquello que haya  sido escrito para ti.

 “Nuestro miedo más profundo no es que seamos inadecuados.

Nuestro miedo más profundo es que somos poderosos sin límite.

 Es nuestra luz, no la oscuridad lo que más nos asusta.

Nos preguntamos: ¿quién soy yo para ser brillante, precioso, talentoso y fabuloso?

En realidad, ¿quién eres tú para no serlo?

Eres hijo del universo.

 El hecho de jugar a ser pequeño no sirve al mundo.

No hay nada iluminador en encogerte para que otras personas cerca de ti no se sientan inseguras.

Nacemos para hacer manifiesto la gloria del universo que está dentro de nosotros.

No solamente algunos de nosotros:

Está dentro de todos y cada uno.

Y mientras dejamos lucir nuestra propia luz, inconscientemente damos permiso a otras personas para hacer lo mismo.

Y al liberarnos de nuestro miedo, nuestra presencia automáticamente libera a los demás.”