Archivo de la etiqueta: conciencia

Excusas para renacer

¿Cuántas veces vamos a celebrar el nacimiento de ese niño?  ¿Acaso no va a crecer?.Orangibre   “¿De que trata la navidad? Una respuesta posible tiene que ver con nacimiento. ¿Cual es el mas asombroso nacimiento que una persona puede experimentar? Mi respuesta no es el día que tenemos nuestra primera respiración, pero si el día, el momento, que nacemos espiritualmente.  El instante en que nosotros sabemos que somos más que un aliento.” Jim Rosmergy

Nacer tiene que ver con algo nuevo, un deseo, sueño, esperanza, un proyecto personal.  Y antes de que esto ocurra   nuestra mente debe ser preparada para acoger la manifestación de nuestro deseo, aquietarse mediante la oración, meditación y el silencio.  Pensamientos rebeldes que mienten sobre lo que tu  y yo somos deben sujetarse a la Verdad.   Celebraremos ese nacimiento como recordatorio de que siempre hay una oportunidad  para  nacer al reconocimiento de la divinidad que vive en ti, en mí, en nosotros. ¿Es 2014 el momento para ti?

San Francisco de Asís fue el precursor del belenismo, su representación del momento memorable del nacimiento de Jesús, dio inicio a llenar con la creatividad personal cada espacio del cuadro mágico que con sus palabras describen Lucas y Mateo y trascender su apariencia simple. Así,  nuestra “mente puede ser ese establo” que se prepara para acunar la mejor de las ideas, que por ser ésta de  beneficio para aquellos a quienes  toque  ha sido concebida de manera virginal.  ¿Cuál deseo de Ser la mejor expresión de ti mismo  acuna el “pesebre de tu corazón?”,  si allí se ha colocado, es seguro que viene envuelto en pañales de amor.

La estrella en el firmamento  nos recuerda el maravilloso Ser de luz que tu y yo somos.  Una mente iluminada se inclina reverente solo ante el Cristo.  Nuestras reservas, los magos, llegaran desde lejos para apoyarnos.

Un proyecto nuevo requiere movimiento, a veces forzado desde fuera, otras veces provocado por nosotros, para ver la luz. Una vez iniciado el proyecto, nos toca acomodarlo en un espacio diferente de donde hemos puesto opiniones viejas, porque no cabe con  ideas cristalizadas, ni en el mismo lugar que le hemos permitido  ubicarse a los dichos de Herodes: “No puedes”, “Es tarde para ti”.  Nuestro ego siempre se perturba ante lo desconocido, le es difícil abandonar su zona de confort y trata de eliminar la idea naciente. ¿Cuáles movimientos debes hacer antes de  comenzar   tu proyecto? ¿Has identificado ya tus excusas?,  ¿Donde vas a colocar al recién nacido  para que Herodes no lo mate?! Si haces como María y “guardas todo en tu corazón”, oirás ángeles, nuevos pensamientos se unirán para fortalecer tu sueño. Bendiciones multiplicadas,

 

Anuncios

NAVIDAD. Un tiempo para qué?

“Ya se siente la brisa…” resuena la canción y en verdad la temperatura se ha vuelto aliada de que decidamos cooperar con la naturaleza y abonemos nuestros corazones con sentimientos de compasión, solidaridad y amor.

Cuando San Francisco de Asís ideó la representación del nacimiento buscó nuevos símbolos que nos hicieran pensar por toda la eternidad, conectándonos con un retiro interior (cueva) donde vemos nuestra luz iluminar nuestro mundo exterior para avanzar a través de las adversidades (buey), por los surcos (asno) que han creado nuestros encuentros personales con el Creador.

Hoy tenemos diferentes formas de recibir anuncios, para muchos de los cuales también queremos escuchar las palabras que los mensajeros de buenas noticias dijeron a los pastores: ¨No teman.¨  Esta es la  primera buena noticia, prepara tu corazón con un se3ntimiento de alegría, confianza y seguridad de lo  importante que eres y habrá un renacimiento que eliminará una de las más grandes barreras:  el miedo a expandir tu conciencia e ir mas allá de los límites de pensamientos y creencias.  El temor nos mantiene en una celda que no nos deja vivir la vida que Dios creó para nosotros ¨desde antes de que el mundo fuera.¨

Sin importar a lo que temas, la Navidad es un tiempo maravilloso para:

  1. Observar tus excusas y derribarlas.
  2. Acelerar tu frecuencia reconociendo tus talentos y poniéndolos a trabajar en la dirección de lo que quieres lograr en tu vida.
  3. Expandir tu conciencia.  Actúa fuera de tu zona de comodidad.
  4. Deja de preocuparte y comienza a confiar en el Cristo que vive en ti y en todos.

Bendiciones multiplicadas,