Archivo de la etiqueta: felicidad

Felicidad, ¿dónde estás?

Se encontraban reunidos todos los sabios de la antigüedad discutiendo cuál sería el lugar que a los seres humanos les costaría más llegar. Una vez averiguado, colocarían allí la llave de la felicidad.

-La esconderemos en las profundidades de los océanos -decía uno de ellos-.

– No, nunca allí -advirtió otro-. El ser humano avanzará en sus ingenios científicos y será capaz de encontrarla sin problema.

-¿Y por qué no bajo las rocas más pesadas de la tierra? -dijo otro-.

-De ninguna manera -replicó un compañero-. Al pasar  miles de años el hombre podrá ahondar los subsuelos y extraer todo lo que desee.

-¡Ya lo tengo! -dijo uno que hasta entonces no había hablado nada-. Esconderemos la llave en la nube más alta del cielo.

-Para nada -replicó otro de los presentes-. Todos sabemos que los humanos pronto podrán volar. Al poco tiempo encontrarían la llave de la Felicidad.

feliz

Un gran silencio se hizo en aquella reunión de sabios. De repente se escuchó una gran voz:

-Esconderemos la llave de la Felicidad en un lugar en que los humanos, por más que busquen, tardarán  mucho, mucho tiempo de suponer o imaginar…

-¿Dónde?, ¿dónde?, ¿dónde? – todos preguntaban con gran  curiosidad -.

-El lugar del Universo que los humanos  tardarán más en mirar y en consecuencia tardarán más en encontrar es: en el interior de su corazón.

Todos estuvieron de acuerdo. La llave de la Felicidad se escondería dentro del corazón de cada Ser humano.  Y desde entonces, estamos dando vueltas buscándola en personas o en un lugar.

“La felicidad se alcanza cuando, lo que uno piensa, lo que uno dice y lo que uno hace están en armonía”.  Gandhi

¿Qué te hace sentir feliz? ¿Qué harías para ser feliz?  ¿Podemos hacer algo para ser feliz? Acaso hacer algo para ser feliz es similar a hacer algo para perder peso, aprender un oficio, ¿es hacer o sencillamente Ser. ?  Que  en todo lo que hagas hoy  se unan  el pensar, sentir y actuar en la dirección de tus sueños.

Te propongo que escribas cinco acciones que tomaras para sentirte feliz.  Comienza por explorar dentro de ti.  Puedes dejarme tus comentarios en Facebook.

Nota: el cuento del inicio aparece de diferentes formas en algunos libros y en la web. Como no se conoce autor, hemos hecho algunas incorporaciones.

Si la imagen tiene copyright favor informarnos y la removeremos inmediatamente.

Anuncios

HO, HO, HO

Autora: H. Payano

 

HO HO

Es hora de dejar de enfocarnos en los problemas  y todas las cosas negativas que nos rodean, nos bombardean y seguimos nutriendo con nuestro morbo y supuesto interés de cambiarlas, pero al final de cuentas ese cambio que debe empezar primero por nosotros mismos y nuestros hogares nunca lo hacemos.  Me parece que es hora de ponernos el disfraz de Santa Claus y empezar a decir al menos:

Ho, Ho, Ho, Ho, que aunque en verdad ya suena bastante ficticio en Santa  no digo yo en nosotros, pero al menos nos cambia el semblante y la perspectiva en esta navidad.

No es cuestión de engañarnos sino más bien de soltar las negatividades un rato y dar colorido y melodía al ambiente con las risas y canticos alegres característicos de la navidad. Es hora de reunirnos en familia y sonreírle a la vida y al año que se aproxima para recibirlo con nuestras mejores sonrisas y expectativas.

Empieza a decir el ficticio, pesado y hasta ridículo “Ho, Ho, Ho, Ho”, escríbelo por toda la casa, la oficina, donde quiera que te muevas durante el día y te aseguro que te sacara carcajadas alegres, cada vez que lo veas, sonreirás, tus hijos reirán y se reirán de ti.  Pruébalo nada pierdes con esto, al contrario veras cuantas personas estaremos más sonrientes y alegres en navidad solo con este pequeño detalle.      

La autora te invita a hacer tuyo el eslogan que te muestra el Santa.

Si esta imagen tiene copyright  avisanos y la removemos inmediatamente.  Gracias por tu comprensión.

Bienvenido lo nuevo.

Me enviaron esta joya escrita por el inmenso Pablo Neruda.  Espero que te animes, aproveches los maravillosos momentos que la vida te está regalando y disfrutes.

Muere lentamente

Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito, repitiendo todos los días los mismos trayectos, quien no cambia de marca, no arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

Muere lentamente quien evita una pasión, quien prefiere el negro sobre blanco y los puntos sobre las “íes” a un remolino de emociones, justamente las que rescatan el brillo de los ojos, sonrisas de los bostezos, corazones a los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo, quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien no se permite por lo menos una vez en la vida, huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música, quien no encuentra gracia en sí mismo.
Muere lentamente quien destruye su amor propio, quien no se deja ayudar.

Muere lentamente, quien pasa los días quejándose de su mala suerte o de la lluvia incesante.
Muere lentamente, quien abandona un proyecto antes de iniciarlo, no preguntando de un asunto que desconoce o no respondiendo cuando le indagan sobre algo que sabe.

Evitemos la muerte en suaves cuotas, recordando siempre que estar vivo exige un esfuerzo mucho mayor que el simple hecho de respirar.
Solamente la ardiente paciencia hará que conquistemos una espléndida felicidad.

Pablo Neruda