Archivo de la etiqueta: nacimiento

Excusas para renacer

¿Cuántas veces vamos a celebrar el nacimiento de ese niño?  ¿Acaso no va a crecer?.Orangibre   “¿De que trata la navidad? Una respuesta posible tiene que ver con nacimiento. ¿Cual es el mas asombroso nacimiento que una persona puede experimentar? Mi respuesta no es el día que tenemos nuestra primera respiración, pero si el día, el momento, que nacemos espiritualmente.  El instante en que nosotros sabemos que somos más que un aliento.” Jim Rosmergy

Nacer tiene que ver con algo nuevo, un deseo, sueño, esperanza, un proyecto personal.  Y antes de que esto ocurra   nuestra mente debe ser preparada para acoger la manifestación de nuestro deseo, aquietarse mediante la oración, meditación y el silencio.  Pensamientos rebeldes que mienten sobre lo que tu  y yo somos deben sujetarse a la Verdad.   Celebraremos ese nacimiento como recordatorio de que siempre hay una oportunidad  para  nacer al reconocimiento de la divinidad que vive en ti, en mí, en nosotros. ¿Es 2014 el momento para ti?

San Francisco de Asís fue el precursor del belenismo, su representación del momento memorable del nacimiento de Jesús, dio inicio a llenar con la creatividad personal cada espacio del cuadro mágico que con sus palabras describen Lucas y Mateo y trascender su apariencia simple. Así,  nuestra “mente puede ser ese establo” que se prepara para acunar la mejor de las ideas, que por ser ésta de  beneficio para aquellos a quienes  toque  ha sido concebida de manera virginal.  ¿Cuál deseo de Ser la mejor expresión de ti mismo  acuna el “pesebre de tu corazón?”,  si allí se ha colocado, es seguro que viene envuelto en pañales de amor.

La estrella en el firmamento  nos recuerda el maravilloso Ser de luz que tu y yo somos.  Una mente iluminada se inclina reverente solo ante el Cristo.  Nuestras reservas, los magos, llegaran desde lejos para apoyarnos.

Un proyecto nuevo requiere movimiento, a veces forzado desde fuera, otras veces provocado por nosotros, para ver la luz. Una vez iniciado el proyecto, nos toca acomodarlo en un espacio diferente de donde hemos puesto opiniones viejas, porque no cabe con  ideas cristalizadas, ni en el mismo lugar que le hemos permitido  ubicarse a los dichos de Herodes: “No puedes”, “Es tarde para ti”.  Nuestro ego siempre se perturba ante lo desconocido, le es difícil abandonar su zona de confort y trata de eliminar la idea naciente. ¿Cuáles movimientos debes hacer antes de  comenzar   tu proyecto? ¿Has identificado ya tus excusas?,  ¿Donde vas a colocar al recién nacido  para que Herodes no lo mate?! Si haces como María y “guardas todo en tu corazón”, oirás ángeles, nuevos pensamientos se unirán para fortalecer tu sueño. Bendiciones multiplicadas,

 

CELEBRANDO QUE

Entre leyendas e historias, hoy recordamos algo que nos han enseñado que ocurrió hace 2013 años. La idea es que recordemos el nacimiento de un niño que al crecer hizo realidad lo que llego a reconocer en el mismo. Que reconoció.? Contestate tu mismo.

Como ya no somos niños, la idea es que tu y yo también hagamos el reconocimiento de nuestro potencial, limitado hoy por todo aquello que nosotros le hemos permitido que nos encadene: lo que otros dicen de nosotros, aquello a lo que debemos corresponder para mantenernos en el afecto de algunos o la escala social escogida, la publicidad, en fin… cada uno tiene sus propios motivos.

Si te decides por permitir que renazca la idea verdadera del inmenso potencial que hay en ti, daremos rienda suelta a la mejor celebración. Renacer es una idea que debe permanecer activa cada instante de nuestra vida, si queremos encontrarnos con lo mejor que la vida tiene reservado para nosotros.

Te propongo: 1. cortar con la vieja celebración, 2. buscar un nuevo motivo, 3. sembrar en ti una idea de posibilidades nuevas, 4. dar el salto, 5. Declarar que no importa que hayan celebrado 2013 nacimientos, me decido por el renacer de hoy, ahora, aquí.

Bendiciones multiplicadas,

NAVIDAD, un tiempo para qué? III Parte.

Al recordar el relato del nacimiento, quién eres tú allí, Angel, Pastor, María, José, el recién nacido, los Magos…?   Toma tiempo y remontate a esa escena.  Descubre tu presencia en ese acontecimiento y hazlo realidad para ti hoy, aquí, ahora.  Escucha las huestes celestiales que alaban junto a tí.

En las pasadas entregas compartimos como esos personajes de fé (los pastores) recibieron un primer mensaje que los  invitaba a no temer y otra muy buena nueva el nacimiento hoy del Salvador.  No te excuses y comienza con esa idea nueva que nace en ti ahora.

Cerramos esta serie, leyendo  en el libro de Lucas 2:13,  como de repente una ¨multitud de las huestes celestiales¨ aparece  diciendo: ¨Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz,   buena voluntad para con los hombres¨.  Cuando te dispones a vivir en armonía con los demás respetando las diferencias que existen entre tú y el otro, eres capaz de escuchar esos mensajeros de amor cantando dentro de ti y puedes vivir en serena paz.

Eres un ser especial,  por eso tu mente y tu corazón se alinean para reconocer que en el Belén eterno de tu corazón hay un Cristo que te inspira a Ser más, a dar más y sobre todo a amar más.

Feliz Navidad!!!